ACERCA DE MÍ


¿Estáis pensado en contratar una asesora del sueño para vuestro peque? Sé que esta decisión es importante, por eso quiero que me conozcáis un poco más:

¡Hola! Mi nombre es Laura, soy madre de dos enanos que revolucionan mi vida día a día, Gon de 3 años y Guille de 15 meses. Además, soy Maestra de Educación Infantil con experiencia profesional tanto en España como en Reino Unido, concretamente en Londres. Todo lo anterior, con experiencias muy ricas y diversas en lo pedagógico, social y metodológico, me ha permitido conocer el mejor camino para ofrecer una educación individualizada, siendo el acompañamiento a las familias en esta primera etapa de la vida el pilar de todo mi trabajo.

Desde el momento en el que me convertí en madre, hubo un ámbito de esta nueva realidad que se me hizo especialmente cuesta arriba: el del sueño. Mi hijo mayor fue diagnosticado con APLV (Alergia a la Proteína de Leche de Vaca) y reflujo oculto con 2 meses; y experimenté de primera mano unos meses duros, de poco descanso para todos, con muchos nervios y tensión. Fue una época de mucho estrés y fatiga.

En un primer momento, tratamos de contactar con una asesora de sueño que nos ayudase con el problema para mejorar nuestro descanso, pero el hecho de que Gon sufriera de reflujo hizo que nos rechazara de inmediato, ya que complicaba el sueño de manera exponencial. En ese momento, no fui capaz de comprender el porqué, lo que provocó que me pusiera a estudiar este problema en bebés para llegar a esa anhelada mejora del sueño. Así comenzamos a instaurar una rutina de sueño adaptada a sus necesidades, experimentando una mejora notable en la calidad de su sueño; y no sólo eso sino que, desde que sus hábitos de sueño cambiaron, es un niño mucho más feliz y “disfrutón” durante el día.

Con esta experiencia, me di cuenta que podría ayudar a muchas otras familias que se encontrasen en mi misma situación, o simplemente quisieran un mejor descanso para toda la familia. Por ello, me certifiqué como Gentle Sleep Coach, formándome en las mejores prácticas a seguir para conseguir mejorar el sueño de niños de 0 a 6 años.

No importa el lugar del mundo en el que os encontréis vuestro peque y tú, os ayudaré durante todo el proceso de forma gradual y respetuosa, siguiendo vuestro estilo de crianza.

Pero, Laura…

“¿Tendremos que dejar que llore?”

No, no dejaremos al peque llorando sólo, pero hay que entender que el llanto en los niños es su forma de  comunicarse, por lo que no os puedo prometer que no habrá lágrimas, pero que siempre estará acompañado en el proceso, sabiendo que papá y mamá están cerca de él para ayudarle a ganar la autonomía que necesita para descansar mejor.

“Hacemos colecho y no queremos dejarlo”

El colecho es vuestra forma de crianza y en ello, como con otras características individuales de cada familia, nos basaremos a la hora de hacer el plan.

“Es que, me han dicho que con el bibe dormirá mejor y no quiero dejar el pecho”

Uno de los grandes mitos del sueño infantil. La LM no influye negativamente para conseguir autonomía en el sueño de los pequeños, por lo que, nunca recomendaré dejar o no la lactancia materna, os ayudaré en el proceso según lo que vosotros queráis llevar a cabo con vuestros objetivos.